[Cipri] Reseña: El retorno de los dragones

No sé si a vosotros os pasará como a mi, pero para mi las sagas de la Dragon Lance (Sus tres trilogías principales y la saga de Cuentos de Krim) fueron una marca muy profunda en mi infancia. Cuando leí "El retorno de los dragones", la primera parte de la primera trilogía, yo ya había descubierto el placer de la lectura y lo brutalmente atractivo de viajar entre páginas... pero podríamos decir que, si hubo un libro en concreto que asentara mi tendencia lectora, ese es sin lugar a dudas este.


Título: El retorno de los dragones
Autores: Margaret Weis y Tracy Hickman
Editorial: Timunmas
Páginas: 480
Precio: 10,95€
Saga Dragonlance. Trilogía Crónicas de la Dragonlance
1º: El retorno de los Dragones
2º: La tumba de Uma
3º:  La reina de la oscuridad

Al cabo de cinco años, un grupo de amigos se reúne en El Último Hogar, mientras vientos de guerra asolan el mundo en el que viven. Un arma mágica de increíble poder caerá en las manos de estos amigos y los obligará a emprender una larga aventura que decidirá el destino de Krynn, su mundo.


En un mundo de fantasía, donde la magia vive con fuerza y las razas de diferentes seres coexiste un enano, un kender, un semielfo, un mago y un bárbaro se encuentran en una taberna tras cinco años. Cumplen así un juramento, el juramento de que se reencontrarán para contarse sus aventuras... pero el destino les depara algo mucho mayor que eso.
Los cinco amigos conocen así a Goldmoon, una mujer nórdica que posee un tesoro tan increíble como peligroso: un báculo de cristal azul que es la prueba de que los antiguos dioses, los dioses que una vez estuvieron a punto de destruir el mundo, aún viven... un báculo que todas las fuerzas del mal desean a toda costa.
Así es como inicia la primera trilogía de la Dragonlance, así es como Tasslehof (Un kender cleptómano), Tanis (Un semielfo torturado por su condición), Flint (El más cabezota de los enanos) y los hermanos Caramon y Raistlin (El brutal guerrero y el sibilino mago) comienzan su andadura por los mundos de Krynn.
Y así es como empieza uno de los mayores clásicos de la literatura fantástica que vais a tener entre vuestras manos.

Krinn es, sin lugar a dudas, la quinta esencia de los mundos de fantasía: la magia (En sus acepciones buena, neutral y mala), los dioses (Caprichosos, vengativos... humanos, y aún así tan infinitamente poderosos), las razas (Todas las típicas de cualquier juego de rol de D&D y muchas más), los personajes... y por supuesto la maldad, el peligro imposible de superar, lo épico. Cualquier escritor del mundo sueña con poder concebir un mundo tan rico, tan brutalmente complejo, como lo es Krinn; y sin embargo tan accesible.
Y es que ahí está una de las claves de este libro: no estamos hablando de la literatura fantástica de hace cincuenta años, no, estamos hablando de la literatura fantástica actual. Cronicas de la Dragonlance es la saga de libros que mejor he visto envejecer desde que comencé a leer: el tiempo no la ha tocado, no es un "Tostón clásico".

El argumento no podría ser más propio: un ejército que desea invadir toda la tierra y esclavizar a todas las razas bajo su mando. Unos dioses que no acabamos de saber si son buenos o malos, o si existen... Dragones que vuelven a asolar la tierra tras milenios desaparecidos, y entre medio nuestros héroes, a los cuales la tarea les queda grande.

El libro se centra bastante en Tanis, el semielfo, y aunque no es ni mucho menos el personaje principal sí que es a través de quien vamos a conocer más zonas de Krinn. Su pertenencia a dos mundos (Elfo y humano a un tiempo, sin acabar de ser ninguno de los dos) lo hacen un hombre indeciso, aún siendo el líder de la expedición, y conforme el libro va avanzando comprenderemos que esta indecisión no es solo vital: también entraña un complejo y peligroso triángulo amoroso que implica a la princesa de los elfos y a Kitiara, una guerrera humana cuyo paradero continúa siendo un misterio.

Flint es un enano de los pies a la cabeza. Labrado en roca, forjado para la batalla. Irascible, cabezota... actúa casi como un abuelo para el resto del grupo, como un padre que ve a una panda de niños pequeños que no saben como funciona el mundo.

Tasslehof es el toque de humor imprescindible. Miembro de una raza conocida por "tomar prestado" lo ajeno (Roban sin darse cuenta) posee una extraña mezcla de cleptomanía, síndrome de diógenes y despreocupación casi suicida. Curiosamente, y por increíble que parezca, salvará en más de una ocasión al resto del grupo.

Raistlin, el primero de los hermano Majere, el mago del grupo, el "Túnica roja" (Mago neutral) más mordaz de la historia. Castigado con unos ojos, en forma de reloj de arena, que ven como el paso del tiempo va a hacer mella en los demás, condenándole a vivir en un mundo de cadáveres. Quebradizo, siempre moribundo... y aún así inquebrantable. Probablemente el personaje más complejo de la saga, siempre cínico y sin embargo el único sensato en la mayoría de las ocasiones.

Caramon, hermano de Raistlin, fuerte, valiente, un guerrero más allá de toda descripción; y sin embargo el más inocente de todos. Atormentado por la culpa del estado de su hermano, al que quiere más allá de toda medida, incapaz de vivir una vida separado de él. Negándose sistemáticamente la felicidad...

El como avanzan estos personajes por su mundo, las batallas, la tarea imposible que emprenden, las traiciones, las decisiones, las dudas... Sin duda es uno de los mejores libros de fantasía "Clasica" ( O Fantasía DEM [Dragones, Espadas y Magia]) que he leído en mucho tiempo. Luego han pasado por mis manos otras grandes obras, otros grandes momentos... pero ninguno que me haya marcado tan profundamente como Crónicas.
Es el único libro que he sentido la necesidad de "Preparar el terreno" antes de leer: de encontrar un sitio apartado, de traerme algo con chocolate para disfrutarlo, de hacerme un espacio cómodo...
Un goce 100%

La trilogía de Crónicas de la Dragonlance es, para mi, uno de esos  libros que marcan un antes y  un después en tu vida. Poco más que añadir salvo que es un must en toda regla.

PD1: La saga de la Dragonlance tiene otras trilogías, conectadas o no con esta, pero esta termina y empieza aquí así que no hace falta que busquéis la cronología de libros. No obstante, si después os apetece más Krinn... hay por ahí blogs que te enlazan los libros por cronología para no perderse, merecen la pena.

PD2: No, no he metido a Stun, lo odio, es el peor personaje de la saga y el único motivo por el que le falta media estrella... exagero un poco, pero de verdad que es odioso.


Cipriano Cáceres Mestre

Un blog dedicado al mundo literario y al séptimo arte. Los autores Juanma Sarmiento (creador del blog), Manuel Castilla, Cipri Cáceres e Ingeniera sin H os traemos reseñas, críticas y demás secciones relacionadas con la literatura, las series y las películas. Esperamos veros en los comentarios :)

2 comentarios:

  1. Hola! Hace un tiempo que leí Dragonlance y aunque me gustó la verdad es que tampoco me pareció TAN TAN. Creo que a todos los que le gusten las historias de fantasía épica deberían leerla porque es fantasía de espada y brujeria en toda regla y se disfruta un montón, pero en mi caso desde luego no marcó un antes y un después en mi vida. De hecho, tengo más libros de los autores sin releer aun ^^''
    Saludos!! :)

    ResponderEliminar
  2. Cada cual tiene sus libros preferidos supongo... Yo también tengo pendientes algunos más de ambos, pero para mi este si que dejó huella. Desde luego es fantasía épica de la buena, de la muy buena, y eso es innegable; no obstante cada cual cuando lee un libro lee un libro diferente. El que te haya parecido menos chulo de lo que he puesto en mi reseña es perfectamente entendible, perfectamente puede ser que tengas razón... pero también sé que hay gente a la que este libro le ha dado un vuelco tan grande como a mi.
    Me alegro de que me digas que me consideras exagerado, supongo que sí que tiendo a vivir las cosas muy intensamente XD, ¿Conocéis algún libro de fantasía épica mejor que Crónicas? Me gustaría oir vuestras opiniones ;)

    ResponderEliminar

¡Hola, reader! A riesgo de sonar a cliché: un blog se nutre de tus comentarios.
Haz feliz al autor de esta entrada dejando algún comentario. Puedes comentar lo que sea, y él y todos nosotros te leeremos encantados.
Stay peculiar, reader!