Reseña: Delirios



¡Hola, readers!
Quedan dos semanas para el estreno de Alicia a través del espejo, y llevo un tiempo obsesionado con ella y con cosas relacionadas con Alicia en el País de las Maravillas. Es por eso que decidí traeros la reseña de la segunda parte de la trilogía Susurros, de A.G. Howard. ¿Recordáis cuando publiqué la reseña del primer libro? Fue toda una sorpresa de lectura, con esos giros oscuros al conocido cuento...
Es tal mi "obsesión" con todo lo referente a Alicia, que estoy releyéndome esta trilogía para así poder leer Salvajes en condiciones (una recopilación de tres historias intermedias).
¿Habéis leído ya Delirios, su continuación? Espero que sí, porque esta reseña contiene spoilers del primer libro, así que lee bajo tu propia responsabilidad.
¡Nos leemos en los comentarios!

Título: Delirios (Unhinged)
Autor: A.G Howard
Editorial: Oz Editorial
Nº de Páginas: 416
Precio: 17,90 €
Saga Splintered:
1. Susurros (Reseña Aquí)
2. Delirios
3. Engaños
El País de las Maravillas sólo era el principio…
Después de su aventura, Alyssa Gardner trata de olvidar a la vengativa Reina Roja, al atractivo Morfeo y concentrarse en su nueva vida con Jeb. Pero no es tan sencillo: su madre, recién liberada del hospital mental, se comporta de nuevo de manera extraña. Un día Morfeo aparece de nuevo para pedirle que vuelva a arriesgarse por el País de las Maravillas, Alyssa comprende que tendrá que contarle la verdad a Jeb, quiera o no.
El País de las Maravillas la reconoce como una de los suyos, y si acepta el reto, Alyssa deberá enfrentarse a una batalla mortal, que podría costarle mucho más que la cabeza.
¿Recordáis lo mucho que me gustó la primera entrega? Pues esta secuela no ha dejado el listón tan alto como su predecesora. Ha sido como un retroceso.
El libro me ha costado leerlo más que Susurros. Aquí mis impresiones. Contiene algunos spoilers, así que lee bajo tu propia responsabilidad.

La historia se sitúa un año después de los acontecimientos ocurridos en el primer libro. Alyssa está felizmente saliendo con Jebediah, su madre vive de nuevo con su padre y ella pues ha salido del psiquiátrico, y a Jeb le van a comprar sus obras de arte y con el dinero podrá mudarse a Londres a vivir con Alyssa; todo parece irle bien a nuestra protagonista. Hasta que las cosas se tuercen, claro.
De nuevo, Morfeo acude a ella: una vez más, el País de las Maravillas está en peligro y solo Alyssa, la reina, puede salvarlo de la presencia de Roja. Como viene siendo la norma, Alyssa no se fía un pelo de la palabra de Morfeo y para confiar en él necesitará pruebas contundentes. Pero Morfeo es tan misterioso y arrogante que no se las va a dar por las buenas.

Extraño. La descripción perfecta de Morfeo. Es más extraño que cualquier persona o criatura que haya conocido jamás. Y, madre mía, tengo una larga lista con la que comparar.

Con esto, tenemos una primera mitad del libro bastante introductoria en la que la historia avanza lentamente, en un tira y afloja constante entre Alyssa, Jeb y Morfeo por la posesión de la verdad sobre la situación del País de las Profundidades y cuáles son esos peligros que pueden tomar forma en el mundo humano.

Al igual que en Susurros, la trama está contada en primera persona desde la perspectiva de Alyssa en todo momento, a pesar de que yo esperaba, viendo la portada, que leeríamos algo desde el punto de vista de Morfeo. Pero imagino que así las sorpresas y su actitud de engreído perderían su efecto si no las vivimos al mismo tiempo que Alyssa Gardner.
Como dije antes sobre la primera mitad “aburrida”, el libro en conjunto es como una gran introducción, una laaaarga preparación para su tercera entrega, que promete, o eso espero, tener mucha más acción. Mientras leía Delirios, tenía la constante sensación de que no estaba pasando nada, salvo momentos puntuales.

No sé qué es más insoportable, que se crea que lo odio por la cantidad de veces que se lo he dicho o lo lejos que eso está de ser cierto.

Las descripciones de A.G. Howard siguen siendo muy densas, lo que a veces se agradece, y otras veces puede ser un suplicio porque ralentiza la lectura; pese a ser un libro de menos de 400 páginas (menos que Susurros), se me ha hecho mucho más largo. Aquí, las referencias al cuento original de Alicia en el País de las Maravillas siguen estando muy presentes, al igual que su giro oscuro para adaptarlas a este mundo de las Profundidades. 
En esta novela, conoceremos algo sobre los “espectromimios que murgiflaban” (del poema del Galimatazo) y sobre portales a CualquierOtroLugar a través de la agresiva madera de turgal. ¿No tienes ni idea de lo que estoy hablando, verdad? Deberías leer el libro para entenderlo :)

Durante todo el libro, Alyssa sigue rechazando su verdadera naturaleza y sigue aborreciendo y temiendo el País de las Profundidades; no quiere tener nada que ver con ese mundo, solo quiere ser humana. En parte, la entiendo; pero llega un momento en el que tanto rollo con lo mismo de siempre, sumado a su constante desconfianza por Morfeo, acaba cansando un poco, la verdad. 

Todo lo que tengo que hacer es liberar mi poder. Escapar de las cadenas de la humanidad, dejar que la locura sea mi guía. Si olvido todo menos el País de las Maravillas, puedo convertirme en un precioso pandemonio

Como contraparte, me ha gustado que viéramos más a Morfeo (y su “etapa humana”) y hubiera momentos divertidos, pero creo que ha faltado un poco más de presencia suya, o al menos, como comenté, puntos de vista de él en el País de las Maravillas. 
Porque, por si no os lo he comentado, en esta entrega no sale absolutamente nada de Wonderland, a excepción de un flashback de Alyssa de pequeña (para explicar lo de la madera de turgal).

La ex reina Roja ha conseguido entrar al mundo humano para arrebatarle la corona a Alyssa, a pesar de que la corona se encuentra en el País de las Profundidades, con la reina Granate. Por eso, pensaba que habría acción tanto en el mundo humano, como en el mágico. Pero creo que la autora se ha enrollado tanto con amoríos adolescentes y tramas que avanzan gota a gota, que cuando ha querido darse cuenta, ha visto que no podía meterlo todo en Delirios, y nos ha dejado lo mejor para su tercera y final entrega. Bien jugado, Howard. 
A favor de la escritora diré que, a pesar de toda la información condensada que nos ha metido en el cuerpo, todas las explicaciones y las tramas...nada ha sido escrito sobre la marcha. Conforme lees, te vas dando cuenta de que todo está interrelacionado y tiene una buena conexión con Susurros. No quiero destripar nada más de la trama (a pesar de advertir al principio que había spoilers), así que me callo y no cuento más

Adolescentes celosas, un Morfeo ligón y humano, una Alyssa bipolar, un Jeb zombie, vestiditos, una madre con secretos, la Hermana Dos, la reina Marfil, trenes de juguete, portales, un baile de graduación apocalíptico y muñecos y flores asesinas. Todo esto y un poco más es lo que te espera en Delirios.
A pesar de que me costó mucho cogerle el ritmo al libro, ha sido una secuela casi, casi, a la altura de su predecesora en cuanto a calidad de narración, aunque, en síntesis, el libro haya sido una gran preparación para un final que te deja con la boca abierta y con ganas de contar los días que quedan para leer la tercera parte. Aunque no haya sido mejor que la anterior entrega, tienes que leerlo.

Juan Manuel Sarmiento

Un blog dedicado al mundo literario y al séptimo arte. Los autores Juanma Sarmiento (creador del blog), Manuel Castilla, Cipri Cáceres e Ingeniera sin H os traemos reseñas, críticas y demás secciones relacionadas con la literatura, las series y las películas. Esperamos veros en los comentarios :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, reader! A riesgo de sonar a cliché: un blog se nutre de tus comentarios.
Haz feliz al autor de esta entrada dejando algún comentario. Puedes comentar lo que sea, y él y todos nosotros te leeremos encantados.
Stay peculiar, reader!